Seleccionar página

¿Qué son las Soft Skills? Cuando nos presentamos a una entrevista de trabajo se analiza nuestra formación académica y laboral. Estas son las llamadas Hard Skills o habilidades duras. Sin embargo, en los últimos años se ha producido una evolución en la selección de personal. Ahora son importantes las Soft Skills o habilidades sociales. Entienden los empresarios que una persona con muchos conocimientos técnicos no siempre es capaz de desarrollarlos en equipo. Y, si este es tu caso (esperamos que no) no te valorarán como útil para la empresa. ¿Te consideras una persona con Soft Skills? ¿Sabes cuáles son las Soft Skills más demandadas durante 2018? Te lo contamos:

Soft Kills más demandadas durante 2018

A las empresas ya no les importa tanto los títulos que lleve bajo el brazo un candidato a un empleo. Ahora mirar más sus Soft Skills. Es decir, su personalidad, sus aptitudes y sus valores. Como dicen algunos: “Las habilidades duras te conseguirán entrevistas, pero serán las Soft Skills las que te darán trabajo”. Hoy prima la inteligencia emocional en los procesos de selección. Entienden los empresarios que así obtienen la garantía de que sus profesionales puedan desenvolverse bien ante las adversidades.

En una entrevista nos preguntarán por nuestra capacidad para trabajar en equipo. Indagarán sobre nuestra destreza para la negociación o para tomar decisiones, etcétera. Hay muchas listas de habilidades sociales. Pero, ¿cuáles son las Soft Skills más demandadas? Desde nuestro punto de vista son, fundamentalmente, cinco.

1. Soft Skills en ética y responsabilidad

Las empresas piden a trabajadores con valores, normas y principios. Entienden que esto les garantiza el correcto comportamiento del trabajador a largo plazo.Se buscan empleados que respondan a las exigencias del puesto. En la responsabilidad incluimos el espíritu de servicio a los demás. Tanto a los compañeros de la empresa como a los clientes ajenos a ella. También la optimización del tiempo. Es decir, habilidades de planificación, organización y priorización del trabajo.

2. Soft Skills de empatía

Consiste en ponerse en lugar de los demás, entender sus circunstancias. Una persona con empatía es, por lo general, más solidaria y más sensible a las necesidades de terceros. ¿En qué se deriva esto? Pues ayudará a crear un buen ambiente de trabajo y a evitar fricciones en el día a día. Es una habilidad muy valorada que, además, aporta muchos beneficios a la hora de relacionarse con los clientes. En estas Soft Skills incluimos también el saber escuchar. Algo tan fácil de decirlo y que parece tan raro de hallar en la vida normal. Consiste en prestar atención a quien te habla y comprender lo que quiere decir. Ya no es solo cuestión de respeto, que también. Es clave para la resolución de conflictos. Dentro o fuera de la empresa.

3. Soft Skills de facilidad de comunicación

Que los trabajadores sepan expresarse es fundamental para todas las empresas. Deben poder exponer sus ideas, inquietudes o problemas. Solo así se podrá mejorar el trabajo y, por ende, el buen ambiente en la plantilla. En este punto añadimos, también, las Soft Skills de sociabilidad. Son las dotes que tenemos para las relaciones sociales. Es bueno para crear un buen ambiente de trabajo, para las relaciones entre los empleados y para tratar al público de manera satisfactoria. Para un empresario es importante que sus empleados tengan don de gentes. También, que compartan dentro y fuera de la empresa esa capacidad para crear contactos.

4. Soft Skills de trabajo en equipo y resiliencia

¡Fuera egos! Se requiere del candidato que entienda que forma parte de una organización. No está solo, sino que es miembro de un grupo que trabaja a su lado y se esfuerza por lo mismo que él. Esta Soft Skill de trabajo en equipo es clave para lograr el éxito de un proyecto. Seguramente, sea también la habilidad social que más has escuchado en las entrevistas de trabajo. Los Recursos Humanos valoran a los trabajadores solidarios y con actitud positiva.

No es menos importante que la anterior. Es la capacidad que tienen algunos para adaptarse a las situaciones adversas. Consiste en ser flexible para adecuarse a las nuevas circunstancias. La capacidad para resolver problemas. Incluye este apartado la habilidad para desarrollar soluciones que ayuden a superar las dificultades que se presenten en el día a día laboral. Está muy relacionada con la Soft Skills de negociación y tolerancia a la presión. Un buen candidato debe mostrar que puede soportar situaciones estresantes en el trabajo. Debe hacer ver a su jefe que tiene un gran control de sí mismo y que sabe sortear las situaciones complejas.

5. Soft Skills de creatividad

¿Te suena, no? Cuántas ofertas de trabajo llevan impresa esta palabra: “creatividad”. Esta Soft Skills dice que su poseedor es capaz de buscar nuevas propuestas, originales, que rompan el esquema mental establecido.

Soft Skills más demandadas durante 2018

Soft Kills más demandadas: ¿Cómo podemos adquirirlas?

Nuestra lista de Soft Skills más demandadas son comunes a todas las carreras y profesiones. Cualquiera de las características anteriormente descritas son necesaria en todos los tipos de trabajo. En todos los puestos. Y es que son habilidades que nos hacen destacar como buenos profesionales. Los empresarios tienen cada vez mayor conciencia de ello. Por eso quieren a su lado a estas personas porque saben que juegan un papel principal para ser realmente eficaces en su trabajo.

Otros datos a su favor. Una investigación de la Universidad de Stanford concluyó que los estudiantes con mayores habilidades sociales y capacidad para expresarse habían logrado mejores posiciones laborales. Otra investigación similar demostró que los trabajadores más asertivos ganaban más dinero. Bien, pero ¿dónde aprendemos a ser así? ¿Hay algún sitio?

Las Universidades también conocen esta realidad. Por ello ya ofrecen cursos para desarrollar habilidades sociales. Versan, sobre todo, sobre oratoria, argumentación, habilidades para la negociación, etcétera. Si de niño no has adquirido estas habilidades, no te preocupes. Es posible aprender a tenerlas. Solo es necesario querer y apuntarse a los programas de habilidades sociales que, seguro, ofertarán en tu campus.

Rate this post