Seleccionar página

No se trata de un debate de género. Tampoco es cuestión de tener hijos en edad escolar. O a una persona dependiente a nuestro cargo. Conciliar vida familiar y laboral es un derecho que tenemos todos ¿Por qué no iba a ser así? ¿Bajaría nuestra productividad en la empresa? ¿Conoces la última proposición de ley para conciliar vida familiar? Si te interesa el tema, sigue leyendo. Este post trata de conciliar vida familiar frente a la vida laboral actual. 

Conciliar vida familiar y laboral es un derecho de todos

“Conciliar vida familiar y laboral nos atañe a todos”. “Queremos unos horarios sensatos y racionales. “No solo a los que tienen a terceros a su cargo. Sean estos niños, mayores o dependientes”.

Los autores de estas frases son miembros de ARHOE y Fedepe. Son, por un lado, la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles. Y, por otro, la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias.

Ambas asociaciones trabajan juntas por “un cambio estructural de los horarios laborales”. Porque opinan que “somos una Rara Avis” frente al resto del mundo. “Tenemos un sistema poco modernizado”, en el que predominan “las jornadas rígidas, con apenas flexibilidad”. Y en el que se desperdician dos horas enteras al mediodía “por la jornada partida”.

Denuncian, también, que en España solo una minoría tiene “la posibilidad de cambiar su horario en base a su productividad laboral o necesidades personales”. Y que la mujer es la más perjudicada por ello. El Indicador de Desigualdad de Género 2018 corrobora esta afirmación. Dice que es la mujer la que suele pedir la reducción de jornada “por cuidado de hijos o familiares”. Lo hace en un 89% de los casos con respecto a los hombres.

Conciliar vida familiar frente a la vida laboral actual

Conciliar vida familiar no significa trabajar menos, sino mejor

Para ARHOE y Fedepe, la conciliación “debe entenderse como un derecho de las personas, hombres y mujeres, los 365 días del año”. Sin distinción de género o circunstancia vital. Porque, como señalan todos los expertos, “conciliar vida familiar no significa trabajar menos, sino mejor”.

¿Cómo se puede conciliar vida familiar y laboral? Estos son algunos ejemplos:

  1. Flexibilidad horaria para entrar y salir. El trabajador ajusta su horario en función de sus necesidades personales y familiares. Este sistema contribuye a reducir el absentismo laboral y a incrementar la motivación del trabajador.
  2. Semana laboral comprimida. Se trata de trabajar más horas durante algunos días de la semana a cambio de una reducción de los días laborales. En España ya se hace, y en algunas empresas los viernes solo se trabaja hasta el mediodía. No se reduce la productividad por ello. En absoluto.
  3. Banco de horas. Otra propuesta es poder acumular horas extras en una cuenta anual, trimestral, etcétera. Y que estas horas se puedan canjear para disponer de determinados días libres cuando los necesitase el trabajador.

Los cambios que hemos visto se centran en el horario. En los países en los que se aplica nunca se ha registrado una peor calidad de trabajo. Ni tampoco menor productividad. Son medidas flexibles que ayudan al trabajador a conciliar su vida laboral con sus asuntos privados. Nada más.

Hay otra medida muy conocida, el trabajo a tiempo parcial. Hay que tener cuidado, sin embargo, en cómo se aplica esta reducción. Y es que es la estrategia de conciliación más asumida por las mujeres en España. Y, en la práctica, está teniendo varios efectos negativos. Por ejemplo: reducción de la cobertura salarial o incluso de la promoción de la propia mujer a nivel profesional.

Nuevas maneras de conciliar la vida familiar y laboral

Hay todavía más soluciones. En Estados Unidos, Canadá, y cada vez en más países europeos los trabajadores realizan su jornada laboral en casa. No toda la semana, pero sí algunos días. El tele trabajo es posible gracias a las nuevas tecnologías y, claro está, para determinados empleos. No para todos. Pero tiene muchas ventajas. Entre ellas, ahorro de costes para el empresario, que no gasta en luz, por ejemplo. O para el trabajador, que no tiene que desplazarse. Incluso para la movilidad de su ciudad, pues así se evita poner muchos coches en la carretera.

Los países escandinavos son pioneros en políticas para conciliar la vida familiar. Para todos, no solo para los padres o las madres. Y en muchos de estos países facilitan este método. En general, el trabajador desarrolla su actividad laboral desde el hogar “algunos días a la semana”. También les permiten “elegir su horario”.

Según los analistas, “las empresas que han apostado por estas medidas han tenido un alto grado de aceptación. La cuenta de resultados  ha sido positiva. “Conciliar ha resultado rentable”, dicen los expertos. Francia y Reino Unido ya están siguiendo su ejemplo.

Conciliar vida familiar frente a la vida laboral actual

¿Cómo cambiar los hábitos de un país?

Los expertos señalan que es primordial establecer una ley, un calendario y una hoja de ruta a seguir. Promulgan que todos los sectores sociales deben estar de acuerdo en cómo implantar esta ley para conciliar la vida familiar y laboral.

Queda, pues, mucho por hacer. Sin embargo, todos están convencidos de que “una racionalización de los horarios redundaría en una mejor economía, calidad de vida y avances sociales”.

Pasar más tiempo con la familia sería otro beneficio, según los sociólogos. Pero, además, también tendría un efecto positivo sobre la economía. Según la asociación ARHOE hay 10 razones para tener un horario laboral más flexible. Son:

  1. Nos facilitaría la conciliación de la vida personal y laboral.
  2. Favorecería la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.
  3. Aumentaría la corresponsabilidad en el hogar.
  4. Estimularía la tasa de natalidad.
  5. Aumentaría la productividad en las empresas.
  6. Nos permitiría dormir el tiempo suficiente y alimentarnos mejor.
  7. Mejoraría el rendimiento escolar de los hijos al poder dedicarles más tiempo en el plano educativo.
  8. Disminuiría la siniestralidad laboral, del tráfico
  9. Fomentaría el voluntariado (al gestionar mejor el tiempo)
  10. Contribuiría a una mejor conexión con el resto de los países

Estas son las 10 razones de ARHOE. La propia asociación se pregunta ¿esto cambiaría a España como país? ¿Iría contra nuestras tradiciones? Claramente no. “Nos han hecho creer que es necesario un almuerzo de dos horas y no es cierto”, argumentan. “Que optemos por unos horarios más humanos no quiere decir que nos convirtamos en Finlandia”.

¿Qué opinas tú? ¿Te gustaría poder elegir tu horario de trabajo? ¿Crees que rendirías menos por ello? ¿O quizá serías más productivo/a? Todo cambio supone superar muchas trabas, pero poco a poco nos vamos dando cuenta de los beneficios que la flexibilidad horaria puede ofrecernos. Es cuestión de que las empresas se atrevan.

¿Es suficiente la nueva proposición de ley del Gobierno?

El Congreso acaba de dar luz verde a una proposición de ley del PSOE para conciliar la vida familiar. La votaron prácticamente por unanimidad los diputados el pasado 16 de Octubre. Su objetivo es garantizar la igualdad entre hombres y mujeres en el trabajo. Y una de sus mayores novedades es incluir un régimen de sanciones. Las empresas que impidan la conciliación podrían ser penalizadas con hasta 50.000 euros.

Con esta ley, los empleados tendrán permisos para el cuidado de los hijos y para conciliar vida familiar y laboral. Además se garantizará que las mujeres puedan promocionar debidamente.Pero, ¿es suficiente esta nueva ley? Creemos que no. Lo único que vendrá a solucionar serán los casos de indefensión de la mujer con jornada partida. Lo veíamos antes.

Pero conciliar vida familiar y laboral debe entenderse como un derecho de las personas, hombres y mujeres. Sin distinción de género o circunstancia vital.

Tampoco se trata de sancionar a las empresas. Es todo lo contrario. Las jornadas flexibles, las otras maneras de trabajar que hemos propuesto en este post ayudarían a ambos. Los trabajadores seríamos igual de productivos. Y las empresas, por su parte, también verían las ventajas económicas que le ofrecen los nuevos modelos de trabajar. El beneficio sería para ambos.

Rate this post